Hábitos reproductivos de los gorilas

Los gorilas son mamíferos con hábitos reproductivos similares a los de otros homínidos, ¡no por nada son parientes! Se ha recorrido un largo camino para conocer esta faceta de su vida, pero la mayor parte de la información de la que actualmente se dispone proviene de individuos en cautiverio, particularmente de gorilas de montaña (Gorilla beringei beringei) y de gorilas occidentales de llanura (Gorilla gorilla gorilla).

A partir del estudio de los hábitos reproductivos, se ha encontrado que todas las subespecies comparten varias similitudes entre sí. Al igual que en el caso del ser humano, las hembras dan a luz 1 cría por cada parto, y rara vez se producen gemelos. Su ciclo estral o ciclo reproductivo, es decir, el tiempo que transcurre entre una etapa de celo y otra, es de 28/30-33 días, según la subespecie.

Después de su primer ciclo ovulatorio, son incapaces de concebir una cría hasta después de dos años.

Las hembras maduran sexualmente alrededor de los 10-12 años de edad, en tanto los machos a los 11-13 años. Ellas pueden alcanzar su madurez años antes, como a los 7-8 años, y tener su primer ciclo ovulatorio incluso en su sexto año de vida, pero no comienzan a reproducirse hasta después de los 10 años de edad. Uno de los datos más sorprendentes: después de su primer ciclo ovulatorio, experimentan un período de unos 2 años durante los cuales son incapaces de concebir una cría.

Cortejo y apareamiento

Son animales polígamos. Por naturaleza, los gorilas machos están facultados para detectar el momento en el que una hembra está en celo (disponible para aparearse), pero los signos externos no son evidentes como en las hembras de chimpancé, que muestran una hinchazón en la región anogenital muy fácil de notar.

Hábitos reproductivos de los gorilas

Cría de gorila

Al parecer, no existe una época de apareamiento determinada, así que pueden copular durante cualquier época del año. Las hembras permanecen en celo durante 1-2 días al mes, pero antes de empezar a tener compañeros sexuales, deben separarse de sus grupos sociales e ir en busca de un macho “espalda plateada”. Son ellas quienes los atraen con movimientos corporales: primero se acercan de forma lenta y pausada hacia ellos mientras realizan contacto visual ininterrumpido y fruncen los labios, después tienen que evaluar la respuesta masculina para dar el siguiente paso. Si un macho cortejado no se inmuta ante su posible pareja, ella se acerca más a él y puede llegar a tocarlo. Si esto no funciona, golpea el suelo en un intento por llamar su atención de una vez por todas.

Por lo general solo el líder “espalda plateada” tiene el derecho de copular con una hembra.

En caso de que los machos realicen el cortejo, la finalidad es la misma: atraer a una hembra para que se aparee con él, para lo cual se acercan hacia ella, la tocan y emiten sonidos. En grupos con numerosos machos, es posible que las hembras sean forzadas a copular con más de uno, pero por lo general solo el líder “espalda plateada” tiene el derecho de copular con una hembra.

Después del cortejo sucede la cópula sobre el suelo. Hasta hace unos años se creía que solo los seres humanos y los bonobos se apareaban frente a frente, pero ahora se sabe que los gorilas también son capaces de hacerlo.

Cuidado de las crías

Los gorilas se gestan en el útero de su madre durante unos 8.5 meses. El momento del nacimiento ocurre por lo general durante la noche, en cualquier momento del año y cada 4 años, aproximadamente. Esta baja tasa de reproducción complica la recuperación de las poblaciones que descienden a un ritmo muy rápido. En adición, un 38-40 por ciento de las crías muere en algún punto durante sus primeros 3 años de vida, que corresponden a su etapa de lactancia.

Reproducción de los gorilas.

Cría de gorila sobre la espalda de su madre.

Los pequeños, que nacen con unos 2 kilos de peso, son cuidados principalmente por su madre. Los machos no suelen participar en el cuidado de las crías, aunque a veces socializan con ellas. La madre se transporta con su cría (en su vientre o a cuestas), la cual se sujeta firmemente al pelo materno incluso hasta después de los 3-6 meses, cuando comienza a caminar. Las crías son destetadas cuando tienen 3 años de edad. Como suele ocurrir en los primates, el vínculo madre-cría es muy fuerte y puede durar muchos años.

Los machos no suelen participar en el cuidado de las crías, aunque a veces socializan con ellas.

El ciclo de vida de un gorila es parecido al de un ser humano. La primera etapa es la infancia y abarca desde el nacimiento hasta aproximadamente los 5 meses de edad. A partir de los 3 años sobreviene la etapa juvenil; ya no son bebés pero tampoco adultos. Alrededor de los 10 años de edad, o cuando llega la madurez sexual, los gorilas entran en la etapa de madurez.